Postergan revisión de prisión preventiva para chofer ebrio que mató a ciclista en Curicó

En tanto, la Fiscalía reformalizó la investigación contra Agustín Rozas Parada (19), revelando que registró 1,33 gramos de alcohol por litro de sangre cuando atropelló a la víctima, Víctor Hugo Ramírez Ibarra (47)

29 de Febrero del 2024 · 13:37
Archivo

Para la mañana del 7 de marzo fue postergada la revisión de medidas cautelares para Agustín Rozas Parada (19), formalizado por atropellar y dar muerte a Víctor Hugo Ramírez Ibarra (47), hecho ocurrido en el camino a Zapallar el 26 de diciembre de 2023.

Lo anterior se decidió este jueves en una audiencia solicitada por la Fiscalía, a fin de reformalizar la investigación contra el imputado, indicando el número exacto que arrojó la alcoholemia que se le practicó que fue 1,33 gramos de alcohol por litro de sangre. Es decir, se encontraba en estado de ebriedad cuando impactó con su vehículo a Ramírez.

El número, indicó el abogado que representa a la familia del fallecido, Carlos Gajardo, “es obviamente muy alto e implicó que el conductor no tuviera las capacidades para impedir que se produjera el accidente mortal, que afectó a la víctima”.

Además, a petición de la fiscal adjunta (S), Maite Mendiburu, se amplió el plazo de investigación en 45 días. Sobre las pretensiones de la defensa de Rozas, Gajardo, señaló que “como querellantes nos vamos a oponer. Entendemos que se cumplen todos los requisitos para que se mantenga la prisión preventiva del imputado en este grave hecho”.

En las afueras del Juzgado de Garantía de Curicó, se manifestaron pacíficamente con un lienzo con fotografías de la víctima sus familiares directos y vecinos. Ahí, su prima, Roxana Cañete Ibarra, expresó que “pensábamos que hoy íbamos a tener más respuestas respecto al caso. (…) Estamos todavía muy shockeados por lo ocurrido, es una historia que no olvidamos y por eso quisimos colocar hoy acá estas imágenes”.

“Queremos marcar un precedente y que no pase lo que ha ocurrido con muchas familias, que se quedan indefensas, que no tienen cobertura ni abogado frente a familias que sí lo pueden hacer porque tienen los medios. Queremos justicia y, obviamente, que se cumpla una pena como corresponde al daño producido a nuestra familia. Hoy tenemos a sus padres que lo están pasando mal, todos los días lo recuerdan y lo extrañan. (…) La pérdida es irreparable”, declaró Roxana.

Consultada sobre la exigencia de una indemnización económica por la muerte de su primo, la mujer refirió que “hay una querella criminal que está paralelo a la investigación, está en la carpeta. Es uno de los trámites que nuestro abogado está desarrollando”.

Lo último