El Pollo revuelve el gallinero

07 de Julio del 2024 · 07:30

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de VLN Radio.

El Pollo revuelve el gallinero
Archivo

Tras aplicarse la encuesta vinculante de la cual no se hicieron públicos los resultados ni tampoco la empresa que se adjudicó su ejecución, ChileVamos definió su candidato para intentar recuperar la alcaldía de Curicó, luego de 12 años de dominio democratacristiano bajo el alero de Javier Muñoz.

Con un llamado telefónico, el presidente de Renovación Nacional (RN) y senador por el Maule, Rodrigo Galilea, le informó en la tarde del pasado 29 de junio a su concejal, Francisco Sanz, que había quedado fuera de competencia dejando al exdiputado y otrora alcalde, Celso Morales (UDI), como único postulante del bloque derechista para la elección de octubre.

Si bien esto puede ser interpretado como un gesto de unidad y aplicación plena del ejercicio democrático, también es cierto que ni uno de los dos postulantes buscaba esta vía para dirimir. Es más, tanto Morales como Sanz, estaban de acuerdo públicamente en una primaria, lo que las cúpulas no tomaron en cuenta.

O sea, nuevamente se establece que más allá de las mediciones, todo es secretismo. Algo similar a lo que ocurrió en Licantén, sólo que acá Sanz, en una muestra de nobleza, aceptó como buen militante el resultado sin mayores reparos.

A pesar de lo anterior, en ChileVamos están conscientes de que a nivel local e incluso en la carrera por el Gobierno Regional del Maule, esta señal de unidad cuelga frágilmente de un hilo debido a la discología que, al parecer, se ha implantado entre algunos de los suyos.

Uno de esos casos es el del también candidato, George Bordachar. El Pollo sigue revolviendo el gallinero en una centroderecha cuyo descuelgue es observado con recelo, debido a la amenaza que representa en el intento de recuperar el sillón consistorial.

Si bien en un momento no hubo credibilidad a sus pretensiones, el exconsejero regional lanzó su campaña tomando decisiones importantes. Por un lado, renunció a su cargo en el CORE y, aún más llamativamente, a su militancia en RN. Sin embargo, se comenta que el partido le habría ofrecido en 2023 medirse en una interna, primero con Sanz y luego con Morales. Este ofrecimiento de un camino institucional fue rechazado por Bordachar, sin dar mayores argumentos. Este y otros episodios automáticamente trajeron consigo un distanciamiento con la cúpula partidaria, con cierta animadversión que hoy aún se siente en el aire.

Aún en ese clima, el Pollo está abriendo su espectro político más allá de lo imaginado. Por ejemplo, con su acercamiento al exdiputado, Roberto León (exDC), quien se ha empeñado últimamente en ningunear candidaturas oficialistas. Sobre Javier Ahumada (DC), dijo que “no tiene ninguna posibilidad de ser alcalde”, mientras que de la gobernadora del Maule, Cristina Bravo (DC), sostuvo que “perderá su cargo a manos de la oposición”.

Este vínculo con León, ha generado claramente más distanciamiento entre Bordachar y el mundo de la derecha, quienes ven en el exparlamentario a una figura de izquierda y de la política antigua, relacionada por cierto al bullado Caso SQM.

El Pollo sabe bien que su candidatura es una piedra en el zapato para el pacto derechista, incluso captando adhesiones impensadas. La primera imagen que publicó en sus redes sociales tras la confirmación de Celso Morales, como candidato de ChileVamos en Curicó, fue la foto que se tomó con el diputado, Hugo Rey (exUDI y hoy RN). Aunque este último se la jugó por este camino, desde la interna de RN dicen que corre con colores propios y tendría poco o nulo apoyo interno en su empeño.

Es más, en aquella reunión, Rey, le ofreció ser el candidato único, ante lo cual Bordachar, se mostró con disposición. Esto, obviamente, no tendrá asidero porque en RN la militancia es demasiado importante, sumándose a que la directiva regional y distrital oficializó su apoyo a Morales.

Otro aspecto a considerar es que Bordachar, está recorriendo la ciudad con Juan Eduardo Prieto (IND), quien ha generado discrepancias al interior de ChileVamos. Esto, pues desde RN, el senador Galilea, apuesta por el exintendente como carta a gobernador regional por el Maule, pero su negativa a militar en una tienda política entrega ventaja a Pedro Álvarez-Salamanca (UDI). En todo caso, Prieto, ya perfila su candidatura junto a otros díscolos derechistas, los Republicanos.

Si bien no se conocieron detalles de la encuesta vinculante aplicada para definir al candidato en Curicó, en el off the récord se sostiene que entre Morales y Bordachar, existe un empate técnico. En paralelo, la medición también manifestó un nivel de rechazo mayor para el exalcalde, junto con dar cuenta de que Sanz, estuvo muy cerca. Es decir, los tres estuvieron parejos.

Considerando lo anterior, se deja en cuenta que cobra importancia lo que opine Sanz, pues su adhesión no es menor. Es sabido que no es cercano a Morales, por lo que seguramente no será cara visible de su campaña, pero el concejal ya plegó su postura institucional con ChileVamos. Con ello, está más que claro que en ningún escenario apoyará a Bordachar.

Esta división entre militantes y díscolos derechistas genera un clima de incertidumbre entre los partidos de ChileVamos, de cara a las cada vez más cercanas elecciones. Hasta ahora, se evidencia una división de votos que podría perjudicar las pretensiones de recuperar la alcaldía de Curicó, en unos comicios donde cada sufragio es importante.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de VLN Radio.

Lo último