EEUU ejecuta a reo con nitrógeno: convulsionó durante 15 minutos y dejó frase antes de morir

Sus últimas palabras, ya con la máscara puesta, fueron: “Esta noche Alabama hace que la humanidad dé un paso atrás. Gracias por apoyarme. Los amo a todos”.

26 de Enero del 2024 · 14:00
EEUU ejecuta a reo con nitrógeno: convulsionó durante 15 minutos y dejó frase antes de morir
ARCHIVO VLN

Por Franco López

Con información de Sala de Prensa

Este jueves, en el estado sureño de Alabama, Estados Unidos, se llevó a cabo la ejecución de Kenneth Eugene Smith. Esta ejecución fue notable por el uso de un método inédito: la asfixia con gas nitrógeno. Las autoridades confirmaron que Smith, condenado por el asesinato por contrato de una mujer en 1988, fue declarado muerto a las 20.25 hora local del jueves (02.25 GMT del viernes) después de haber respirado gas nitrógeno a través de una máscara, lo que resultó en la privación de oxígeno.

Las últimas palabras de Smith, pronunciadas con la máscara ya puesta, fueron: "Esta noche Alabama hace que la humanidad dé un paso atrás. Gracias por apoyarme. Los amo a todos".

Testigos presenciales, incluyendo periodistas, informaron que Smith experimentó convulsiones durante los primeros minutos de la ejecución y luego mostró signos de respiración dificultosa por un tiempo más prolongado.

John Hamm, el director del Departamento Correccional de Alabama, indicó en una conferencia de prensa que las convulsiones de Smith eran un efecto secundario, esperado e involuntario. El proceso con gas nitrógeno duró aproximadamente 15 minutos.

Minutos antes de la ejecución, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rechazó un recurso de último momento presentado por la defensa de Smith con una votación de 6 a 3. La jueza Sonia Sotomayor, una de las tres magistradas que votó en contra de proceder con la ejecución, argumentó que "al no haber podido matar a Smith en su primer intento, Alabama lo ha elegido como su ‘conejillo de indias’ para probar un método de ejecución nunca antes usado".

Desde la reintroducción de la pena de muerte por el Tribunal Supremo en 1976, Estados Unidos ha ejecutado a 1.583 reclusos, con 73 de esas ejecuciones ocurriendo en Alabama.

Lo último